Micro pesadillas lúcidas

jueves, 14 de septiembre de 2017

Una misión

Entonces estábamos ahí, Mafalda, Juli, Luis, Tatis y tal vez algunos cuantos más. El momento era divertido, solo habían risas, pero tuve que escapar a cumplir mi misión, así que organicé en forma de fila muchas velas blancas de forma redonda y con pétalos de cera. Llegué al pasillo de tres puertas, esperando a la persona que debía cruzar una de ellas. Me encontré escondida cuando al fin sucedió, era ella con un vestido blanco, la tomo de sorpresa y nuestras prendas comenzaron a desaparecer; nos sumergimos en un colchón blanco y caímos sobre uno de una nueva dimensión, juntas, Marla y yo, con vestidos de detalles de flores, cómo de época colonial, el blanco y el rojo predominando como un pueblo sacado de Instagram.

No hay comentarios:

Publicar un comentario