Micro pesadillas lúcidas

sábado, 7 de marzo de 2020

"Vagiano"

-No tienes que hacerlo -le dije viéndolo con su actitud tímida en la esquina de la cama.
-debo irme ya -le anuncié-.
Me quedé observándolo mientras me aproximaba para despedirme. Entre más cerca lo veía me parecía verlo más guapo. ¿Por qué no me había dado cuenta su piel blanca, cabello largo, ojos claros, vello en el pecho?
Quitó su cara para evitar mi despedida y se puso en una posición muy dispuesta. Me acerqué para penetrarlo con mi miembro masculino, cuando entonces, me di cuenta que la vergüenza era por su "vagiano".


sábado, 22 de febrero de 2020

Escultura de huesos

Con mi mamá o abuela, me hallé en un sitio de experimentación animal parecido a un zoológico. Predominaron los felinos, como tigres y leones. Entre ellos habían acabado de lanzar un perro muy mal herido, así que le reclamé al personal: ¿Cómo es posible que le entreguen un perro vivo a estas fieras?
Cuando miré la otra jaula, fue el turno de mi perro Tinto, mi reacción fue ¡Jueputa Tinto! No había manera de actuar más rápido que el león que lo acechó y arrancó su cabeza, solo me quedó gritar y llorar y dejar mis lágrimas en los vidrios de la jaula. En ese momento, la persona que se encontraba acompañándome se convirtió en una deidad precolombina, como la Pachamama o la Madremonte, quien me dijo "el dolor de la vida solo puede ser calmado con la belleza del arte" a su vez, alzó los restos mortales de Tinto y los convirtió en una escultura de huesos al mejor estilo de Tim Burton.
Sueño de Luis Avendaño