Micro pesadillas lúcidas

jueves, 21 de febrero de 2019

Toro carnívoro

Me vi en forma de toro aún con mi naturaleza, es decir, un toro carnívoro. Pude sentir a lo lejos el aroma de la deliciosa carne de un animal grande, juré que podía ser del tamaño de una ballena, aunque fuera imposible en esta tierra tan seca. Corrí a buscar el delicioso animal del que aseguré incluso poder visualizar el agradable olor. Al llegar noté que provenía de un siervo, éste, al darse cuenta de mi presencia, tomó una postura de enfrentamiento. Me asusté. Supe que ya no era el cazador sino la presa, así que emprendí mi huida y llegué a un árbol que tenía sus raíces fuera de la tierra. Salté entre ellas pero observé que mi enemigo también podía saltarlas, y en ese momento ya no me hallé en el cuerpo del toro sino de cualquier otro animal, tal vez un roedor que pudo escabullirse entre las raíces.

miércoles, 6 de febrero de 2019

Runas

Mi trabajo en esa universidad continuó, pero esta vez con menos estudiantes. Los profesores líderes de cada departamento subimos al techo para cumplir con el objetivo que se había planteado en la investigación. La vista era hermosa, pero causaba más emoción ver que los árboles sumidos en una espesa niebla blanca competían en altura con el piso 70 de la institución.
Era el momento, los líderes nos reunimos al rededor de la mesa redonda que contenía un sinnúmero de runas de colores negro, naranja y transparente. Tres de ellas se distinguieron por su tamaño, las que dos compañeros y yo, levantamos al tiempo. Peter tomó la negra, esta se convirtió en rata y la lanzó al suelo, en ese momento todos salimos a correr, no por miedo, sino porque cada uno sabía qué tenía que hacer ahora. Mientras avanzaba, repetía en mi cabeza -en un pie enrollada, en el otro amarrada- una y otra vez. Al llegar a la destinada cancha de basket, me colgué de la parte alta con las piernas, llevé el rollo de soga que tenía en la bata a un pie y el otro lo amarré mientras permanecía suspendida. En ese momento llegó un diablo de color rojo, el experimento funcionó de maravilla.