Micro pesadillas lúcidas

jueves, 6 de diciembre de 2018

Viaje onírico


Por teléfono él me repetía una y otra vez el nombre del lugar. Tomé la segunda parte de su libro de un estante, era de color negro y su nombre en letras blancas para llevarlo a la dirección ...Alejandría, Buenos Aires. Allí el clima era perfecto, en verano, la plaza, la iglesia, el mar, el aire. 

Desperté repitiendo Alejandría, Buenos Aires. Busqué en Google Maps. El lugar existe, Libros y Café Alejandría. Me abruma la nostalgia, como si viera fotos de un lugar al que viajé, recordando los momentos que viví.

No hay comentarios:

Publicar un comentario