Micro pesadillas lúcidas

sábado, 18 de noviembre de 2017

Persiguiendo una cabra

En una montaña muy alta había un montón de figuras con formas humanas y acontecimientos que parecían recuerdos hechos de papel. Una cabra pequeña y que creía que era mansa, empezó a subir la montaña, entonces me fui detrás de ella porque tenía ganas de alzarla y sentir su suavidad. La cabra cada vez avanzaba más rápido y mientras balaba, yo corría detrás de ella casi gateando intentando estar a su altura. A punto de llegar a la cima de la montaña miré hacia atrás y fue inevitable sentir inestabilidad en esa mirada abismal, entonces caí mientras observaba a la cabra con una expresión desinteresada. Cuando desperté justo antes de sentir el impacto, inmediatamente recordé un meme de una cabra que dice: veeee veeee veeeete a la verga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario