Micro pesadillas lúcidas

martes, 26 de septiembre de 2017

¿Cuerpo arrancado?

El sudor y el calor hicieron que me sentara. De los los pies de la cama salió un hombre viejo, de barba y de mal aspecto y me dijo ¡Cuidado! Señalando lo que había detrás de mí, algo que parecía sacado de una lámpara de Aladino se acercaba a mi cuerpo, tenía una sonrisa desagradable y su carcajada la sentí dentro de mí, entonces de un impulso me acosté como si quisiera romper la cama y por el golpe de un salto desperté, sentí que ocurría algo que ya no podía visualizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario